testimonios

Taller 11:11, es Fernando Garcia.  Taller 11:11 es una representación fiel de alguien que se ha entregado a recorrer persistentemente el camino de la Luz como todo un guerrero. Fernando Garcia, es aquella persona que sabe cómo aprovechar cada situación para ver el lado positivo de las cosas, es quien procura cada día, que sonrías y  te inspira a buscar la paz, la armonía, el equilibrio y sobre todo la sanación de tu Alma, de manera que podamos reconectar amorosamente con nuestro Ser Interno. Fernando nos invita a que nos reconozcamos como el Ser de Luz que realmente somos. Siempre había escuchado aquí y allá sobre el Reiki, todos en algún momento de nuestras vidas lo hemos hecho. Pudiera decir muchas cosas sobre este legendario sistema de sanación, y sé que también quien lee estas líneas pudiera hacerlo. Pero el día que me acerque a Taller 11:11 , a partir del día en que Fernando me inicio en el camino del Reiki, me di cuenta de que esto es mucho más que palabras y mística.  Reiki no se teoriza, se experimenta, se vive y se hace parte de ti. Reiki es una energía poderosa que te atrapa sutilmente y cuando fluyes con esta energía, cuando no te resistes y permites que se transforme en la voz interna que te guía, te vas dando cuenta que todo en tu entorno ha cambiado, pero ha cambiado, porque tu lo has hecho, porque has permitido que cada acción en tu vida se convierta en un acto de amor. Sientes la necesidad de seguir sanando, de practicar la armonía, la paz, y entonces también quieres ayudar a sanar, pero a sanar desde el alma, con sinceridad y sobre todo con amor. Todo te inspira, te conectas con la Madre Tierra, con el entorno, con los demás, en fin, con  todas tus relaciones. Deseas seguir navegando en esas aguas cálidas, que te ofrece la terapia, sesiones de sanación, iniciaciones, meditación, con todo aquello que Taller 11:11 te ofrece y que tanto bienestar y calma traen a tu vida. Te invito a sanar, te invito a que no tengas miedo, que aproveches esta oportunidad y des paso en tu caminar a personas que le aporten belleza a tu vida, que tomes el control, porque solo tú eres responsable de tu felicidad, fuera de ti no hay nada más, solo el reflejo de lo que eres.  En tus manos esta cambiar lo que no te guste, enfrentar tus miedos, tus sombras y convertirte en el dueño de tu destino. Sanemos, amemos y caminemos con belleza hacia las altas cumbres, cultivemos un nuevo jardín, y  démosle un propósito mayor a nuestras vidas. Conecta  11:11, conecta Reiki y déjate atrapar por la magia de la sanación que va mas allá de lo físico. 

 

Milisen Abreu, octubre 2013.

 

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

Quiero compartir algo hermoso y mágico que me ocurrió hace menos de dos semanas luego de iniciarme en Reiki. Estaba yo saliendo del colegio de mis hijos hacia mi vehículo que estaba frente al parque en los Jardines Metropolitano y sentí mirar hacia el parque. En ese momento para mi se detuvo el tiempo comencé a sentir la brisa sobre mi cara y mi cuerpo era una sensación diferente era como si me estuviera acariciando luego comenzaron a caer hojas marrones, comencé a mirar a mi alrededor y noté que había algo mágico era como si el tiempo estaba detenido podía escuchar las hojas caer la brisa todo lo que uno acostumbra a ver y pasa por desapercibido lo había sentido diferente respire y noté que las personas que estaban por ahí me estaban mirando y me empece a reír estaba llena de sensaciones internas que no puedo explicar, fue hermoso. Cuando entré a mi vehículo noté que el reloj tenía 11:1,  no paré de reír me sentía en el aire, esto es real.

 

Brenda Nuñez, abril 2015.

 

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

Experimentar el retiro del Taller 11:11 ha sido una experiencia invaluable en mi vida. Trabajar con elementos de la naturaleza conectando, de una forma casi mágica con la Madre Tierra, es sencillamente indescriptible!  Este retiro es una oportunidad hermosa para reconectar, recargar y sentir la luz que somos, sabernos que somos amor y regresar a nuestro origen.

 

Rossanne Pichardo, marzo 2015.

 

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

La siguiente noche de la iniciación de Reiki de Segundo nivel viví una experiencia de sanación. Recuerdo haber estado muy cansada antes de acostarme esa noche, por lo que luego de tomar un baño, practique varias veces un ejercicio para recargar mis energías. Tenía que levantarme a las 5 a.m. al siguiente día y necesitaba descasar.

 

Al poco tiempo  de acostarme, mientras me quedaba dormida escuche que una voz me dijo: “prepárate, vas a recibir una sanación interior”. La voz me dijo “voltéate cuando yo te indique, no tienes que hacer nada”.  Abrí los ojos, gire la vista por  toda la habitación y no vi nada. Pensé, es un sueño! Sentía una  luz azul índigo en mi cabeza. Volví a cerrar los ojos y la voz me dijo, “gira a tu lado izquierdo”. Estaba totalmente consciente ese momento, pero al girarme volví a un sueño profundo y no recuerdo absolutamente nada de lo que sucedió hasta que volví a escuchar la voz indicarme ponerme boca abajo, y otra vez volvió a suceder lo mismo. Caí nuevamente en un sueño profundo y en cada ocasión despertaba para darme la vuelta, hasta que escuche que la voz me dijo: “terminamos”.  Aun en ese momento, pensaba que era un sueño. Cada vez que despertaba a voltearme sentía una profunda alegría y emoción, y no creía que lo que estaba sucediendo fuera algo real.  Cuando la voz me dijo terminamos, estaba boca arriba, me quede inmóvil y aun sentía le presencia de ese ser a mi lado porque la luz estaba aún presente. Unos minutos más tarde sonó el despertador y me levante. Ahí me di cuenta que no fue un sueño porque recordaba lo vivido exactamente igual.

 

Me sentía con una alegría indescriptible. Llena de energía y felicidad. Mi cuerpo se sentía ligero y me mente muy en paz. Recuerdo aun cada detalle de esa experiencia, a pesar de fue hace varios meses.

 

No vi  a quien me hablo, solo  la luz azul, pero esa noche recibí un regalo especial.  Ese  “ángel, guía o maestro” hizo algo conmigo a nivel energético que no me fue revelado. Sentía su energía a mí alrededor, como esta luz me envolvía. Tras esta experiencia con un ser de luz, mi interior dio un paso agigantado en sentir las energías a mi alrededor. 

 

Ana Mercedes Ortiz, marzo 2015.

 

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

Mi experiencia en el Taller 11:11 ha significado un gran salto en mi intento por vivir plenamente lo que soy; He recibido grandes bendiciones como paciente de Fernando y MiliZen, quienes han apoyado mis procesos de sanación y trabajo interno, y a través de las iniciaciones y actividades he fortalecido mi empoderamiento y el impulso hacia mis más anhelados sueños como persona y sanadora. La grata invitación a formar parte del Equipo 11:11 cambió por completo la visión que tenía del trabajo grupal y espiritual. La experiencia de colaboración con mis hermanos 11:11 me ayuda a seguir creciendo amando, creando belleza y  disfrutando sonriente todas las experiencias que pueden parecer cotidianamente agobiantes. Siento con sinceridad que el Taller 11:11 es un espacio de paz y amor donde puedes formarte, recibir sanación y aprender a mostrar tu verdadera luz al mundo. Podemos ser nosotros mismos, arrancar el pasado, ser valientes y elegir lo que deseamos en la vida. Podemos crear nuestros sueños, nuestra realidad, y ayudar a otros a reconocer el amor y el poder en ellos mismos. Te invito a regalar una oportunidad a tu alma de hacer algo real y sincero por sí misma, a tomar con determinación las riendas de tu vida y hacer lo que te corresponde: aceptarte, amarte y continuar caminando.  Conecta a este espacio sagrado que promueve la libertad, la alegría y la conexión con tu corazón. Conecta 11:11.

 

Yanna Camilo, mayo 2015.