top of page

Consciencia Crística y Jesús – Parte 3

CONSCIENCIA CRISTICA 7

Semana 7

Extracto: El Libro de los Guardianes y Vigilantes de Mundos

Sixto Paz Wells-Contacto en un Xendra….

¿Quién era Jesús?

Fue una persona de este planeta vuestro, que a través de múltiples encarnaciones alcanzo un alto nivel de evolución. Por amor a la humanidad acepto volver, para compartir su iluminación y guiar a la humanidad hacia la paz y la verdadera felicidad a través del amor y del servicio.

Jesús era un “terrestre extra” un ser humano extraordinario que progresó con gran esfuerzo a través de sus diversas existencias en la Tierra y las anteriores manifestaciones crísticas en el mundo no correspondieron al mismo espíritu planetario.

Jesús vino a recordarles que la humanidad de este planeta ha sido seleccionada para seguir un proceso que le permita alcanzar en un tiempo diferente al del real tiempo del universo, no solo los niveles de civilizaciones más avanzadas, sino de ser posible, lograr superarlos y hallar en el camino, alternativas nuevas de evolución que permitan ayudar al avance colectivo cósmico.

La tierra es un lugar en donde es posible conectar los universos entre si y lograr el enlace definitivo con el universo espiritual a través de una espiritualidad genuina, autentica y original mediante el amor en su manifestación suprema a través del perdón. El ser humano tiene una potencialidad psíquica y espiritual que debe ser despertada.

El Mesías llego al nivel de no solo aceptar volver, sino prepararse para sufrir en carne propia lo que es la purificación planetaria mediante pruebas muy duras a nivel material, moral, psíquico, espiritual, etc. Las pruebas de iniciación máximas a las que estuvo sujeto Jesús se canalizaron a través de la inconciencia, la incomprensión, el egoísmo, la ignorancia y la necedad de los demás seres humanos, que en resumen no es otra cosa que al cambio y la transformación. Pero solo así se podía sacar a la humanidad del error y hacerles recordar su responsabilidad colectiva, mostrando como alternativa el ejemplo de comprensión y de amor sintetizados en el perdón, que llega a ser una fuerza tal que supera incluso la muerte física y da poder espiritual sobre la materia física.

Jesús tenía que conmover a otros iniciados una reacción en cada de espiritualidad, motivándolos con su ejemplo y actitud a intentarlo también, trascendiendo los esquemas y prejuicios, los dogmas y todo aquello que resta libertad a la mente, el alma y el corazón humano.

Jesús predicó la doctrina del amor durante tres años y llevo su mensaje hasta las últimas consecuencias, transformando su martirio en un triunfo espiritual de insospechadas consecuencias para la humanidad. Así, el Maestro marcó el camino y ahora es responsabilidad de todos ustedes y de todos nosotros, encontrar la vía para aplicarlo en nuestras relaciones y en lo cotidiano de nuestra propia existencia.


0 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

Commenti


bottom of page