top of page

Día verde, día fuera del tiempo.


El 25 de julio es el día verde o el día fuera del tiempo, según el calendario maya. Este día comprende un período que utilizaban para realizar una purificación del espíritu, meditar y reflexionar para el nuevo año que comienza el día siguiente. Para ellos preparar el alma y dedicar un tiempo especial para el juego, la magia y la creatividad, era considerado como una forma de volver a nuestro interior y dejar fluir, despidiendo con alegría un ciclo que termina. Entramos en un nivel de reflexión profunda de nuestros actos, actitudes, y asimilamos todo el aprendizaje que nos dejaron las experiencias vividas.

Hay 13 Lunas perfectas cada año, y este calendario tiene como primer día del año lunar, el 26 de julio ( calendario Gregoriano) que es el día en que nuestro Sol sale en horizonte conjuntamente con la estrella más brillante, Sirio. Concluyendo el 24 de julio del siguiente período. Este día ocurre entre el último día de la decimotercera Luna Cósmica y el primer día de la primera Luna Magnética. Sincronizándose con el 25 de julio del calendario solar actual.

El calendario de Trece Lunas no es sólo una medida orbital lunar-solar, sino que está codificado con ciclos de tiempo galácticos, primordialmente con el ciclo de Sirio. Cuando reconocemos y recordamos estos ciclos armonizadores de la naturaleza, la conciencia humana puede entrar en una frecuencia superior, una frecuencia de conciencia galáctica.

Nuestros antepasados con su sabiduría ancestral, pudieron reconocer estos ciclos, estos espacios en el que el Universo nos brinda la oportunidad de volver hacia nuestro interior, de armonizarnos con nuestro centro y el centro galáctico.

En la actualidad el día fuera del tiempo, también lo representamos como un día de Perdón Universal, Día de Purificación y desde 1992, se celebra la “Paz Planetaria a través de la cultura”. Pueblos de las Américas, realizan ceremonias, se reúnen en parques representativos de cada ciudad, expresando a través del arte y la creatividad su deseo de reconciliación con los ciclos de la naturaleza, las líneas del tiempo, el universo y honrar a la Pacha Mama.

Para nuestras abuelas y abuelos medicina, cada ciclo es como un anillo, cuando la estrella de Sirio apareció en el firmamento el 26 de julio del 2012, recibimos un nuevo anillo. Un anillo que recibe al hombre del nuevo tiempo, a un Ser Humano que va entrando en otro nivel de conciencia, que va evolucionando energéticamente junto a la Madre Tierra, reconociendo que solo existe una ley, una forma, un camino. El camino del Munay, el camino del Amor.

Este 25 de julio, uniremos nuestros rezos, a lo rezos de tantos hermanos que en diferentes partes del mundo, van en busca de un contacto interior en la naturaleza. Aprovechemos esta energía para meditar juntos, purificar, desintoxicar nuestras intenciones, emociones, mente, cuerpo y nuestro andar, caminando al unísono con el latido de Gaia.

Taller 11:11 te invita este sábado 25 de julio, a las 2:30 p.m. al Parque Mirador Sur en Santo Domingo, a compartir junto a nosotros una tarde de amor, reconocimiento de quienes somos y donde estamos, para entrar en conexión con la Madre Tierra.

Haremos una ofrenda a la Madre Tierra, puedes traer flores, semillas y pequeños objetos representativos que sientas entregarle para estar en Ayni, en correspondencia.

Vístete de colores, trae tu yoga mat o manta. Te esperaremos en la Plazoleta de la Nuñez de Cáceres, para juntos dirigirnos a la naturaleza al encuentro con nuestro interno y la Madre Tierra. Nos acompañaran en este encuentro dos invitados especiales, peregrinos de la Tierra y portavoces de Misión Rahma: Juan Miguel Luciano y Ruben Astacio, quienes estarán compartiendo su experiencia de contacto con la Madre Tierra a través de sus viajes por los diferentes lugares de poder del planeta.

Ese día, hagamos algo especial por nosotros y honremos el espíritu planetario, así como la sabiduría de nuestros antepasados. Pidamos perdón, demos gracias, saquemos afuera, iniciemos un nuevo año renovados, llenos de propósito y poder personal. Experimentemos la libertad y recordemos que somos uno, que somos Gran Espíritu.

Aho!

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page