top of page

El coraje del alma


La palabra coraje, deriva del latín, “ cor” , que significa corazón o alma. El coraje del alma más allá de la mera valentía. Cuando somos valientes, corremos riesgos para satisfacer nuestras necesidades de supervivencia. Con el coraje del alma, no nos enfocamos solo en la supervivencia o en la seguridad; de hecho, semejante coraje nos impulsa a arriesgar nuestra comodidad y seguridad, y en ocasiones incluso nuestras vidas, pues actuamos según nuestros valores más profundos. Este tipo de valentía proviene de una fuente más elevada y es el ingrediente necesario para que  creemos un ensueño diferente.

Tu ensueño puede ser de paz o aventura, de educación o enseñanza, de cuidado o sanación. Y aunque no esté formulado en palabras, sino que está compuesto de visión instinto y sentimiento, (similar a los sueños), puede ser descrito en palabras.

Cuando estas ensoñando con coraje experimentas un nivel de conciencia y atención más elevado, pero no te hallas en éxtasis como un monje en la cima de una montaña ni tampoco te encuentras atrapado intentando simplemente sobrevivir. Estas presente en tu experiencia, sin enfocarte en el pasado o el futuro. Dicho de otro modo reconoces tu conexión con los demás y percibes que no eres el único que importa,  realmente procuras el bien a todas las criaturas de la tierra.

El coraje del alma nos lleva más allá de las banales emociones humanas y nos deja vivir con autenticidad, expresando nuestra verdad y rompiendo las reglas incluso cuando es embarazoso o incomodo hacerlo. Nos permite adoptar una postura en los pequeños momentos en lugar de esperar a nuestra gran oportunidad de demostrar lo que valemos.

Puedes decidir arriesgar tu comodidad en lugar de negar tus principios más arraigados. Puedes ser honesto contigo mismo y con otros, amar sin temor, y sanarte a ti y tus relaciones. Puedes dejar de esconderte de la dolorosa verdad de que no siempre estás viviendo según tus ideales. Puedes reírte de ti mismo, encontrar la belleza en cualquier momento o situación y convertirte en los cambios que te gustaría ver en el mundo. Entonces podrás alcanzar la meta  de estar dispuesto a morir en cualquier momento, una actitud que te permite dejar de tener miedo y apreciar la vida y el precioso tiempo que tienes para experimentarla.

Una vez ya no estas atrapado en la pesadilla, puedes empezar el proceso de ensoñar y observar como el universo refleja el cambio en ti al alterar las circunstancias a tu alrededor. Pero aunque ya no necesitaras hacer un esfuerzo para intentar crea felicidad y realización en tu vida, tendrás que decir si a cualquier oportunidad para vivir con valentía.

En el momento en que te encuentras empezando a contar una mentira para proteger tu ego, inventando una historia de victimismo, necesitaras despertar a tu poder de ensoñar y dejar que un torrente de coraje del alma te invada.

Cuando suenas con coraje los cambios más importante ocurrirán en tu interior, en silencio, mientas tomas la decisión de rechazar las irrazonables expectativas de tu familia, vecindario, iglesia;  libérate de la necesidad de ser aceptado o admirado, y admite que podrías sentirte inseguro y fracasado. Ve las cosas de otra manera y crea un tipo diferente de vida para ti, cuando lo haces, las circunstancias de tu entorno inmediato empiezan a transformare.

Por ese motivo, debemos empezar a ensoñar el mundo que decimos querer que exista y la vida que decimos que queremos llevar. Primero tenemos que reconocer lo paralizante que es vivir en la pesadilla que hemos escrito para nosotros mismos, además de cómo hemos actuado de acuerdo con la pesadilla cultural que compartimos. Pasemos páginas y empecemos.

Autor: Dr. Alberto Villoldo

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

コメント


bottom of page