top of page

Irma, te amo…


Los Huracanes son una manifestación muy poderosa de transformación. En términos energéticos, el Espíritu de un huracán es un gran removedor de las energías densas de un archipiélago, país o territorio. Nadie quisiera tener un desastre producto de un huracán, pero si aprovechar la limpieza y nutrición que dejan sus aguas. Sería bueno preguntarnos cómo está nuestro huracán interior y poder tener un espacio para observar a Irma dentro de nosotros.

¿Cuál es la oportunidad que tengo frente a este reto?

¿Qué es lo que tengo que liberar?

¿Cómo he participado a nivel colectivo densificando nuestras tierras?

¿A qué le tengo miedo?

¿Cómo puedo servir a mi comunidad o en mi entorno desde la paz?

¿Que no puedo o quiero soltar?

¿Cómo es mi actitud frente a los grandes cambios?

¿Me afecta el drama colectivo?

Rechazar un huracán es desviar nuestros pendientes al futuro… Mira hacia dentro y siente el amor de tu corazón, explora y asume el Dios viviente  que cocrea hacia el bien común, las expresiones del Espíritu y la alta Dimensión. Asume tu propio Huracán, ámalo, abrázalo y conviertelo en las lluvias más delicadas y dulces. Recuerda que el poder es dentro de nosotros y que podemos cambiar el mundo, cambiando la percepción de nosotros mismos. Que nuestro amor nos ayude a un mejor nosotros,

¡Aho! Fernandowass

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Kommentare


bottom of page