top of page

La Dieta Mental de los Siete Días

Summer girl and flowers

La Dieta Mental de los Siete Días

Extraído del libro: Puntos y aspectos de Dios-Emmet Fox

El tema de la dieta es uno de los principales en la actualidad en cuanto al interés público concierne. Los periódicos y revistas rebosan de artículos sobre el tema; dietas, proteínas, vitaminas, probióticos y demás. Expertos en la materia dicen que nos convertimos en lo que comemos.  Lo que uno come hoy, dicen ellos, estará en el torrente sanguíneo después de transcurrir tantas horas y es dicho torrente sanguíneo lo que construye los tejidos que componen el cuerpo…y allí estamos.

Esto es perfectamente verdad, lo que sorprende es que tomara tanto tiempo al mundo averiguarlo; pero en esta ocasión trataremos la dieta a un nivel más profundo.  Trataremos la dieta mental.

El más importante de todos los factores en tu vida es la dieta mental en la que vives. Es la comida que le das a la mente y esto determinara la totalidad del carácter de tu vida. Son los pensamientos que te permites pensar lo que hace de ti y de tu ambiente lo que son. Todo en tu vida, tu familia, tu pareja, tu trabajo, tu hogar, todo están condicionados a tus pensamientos. Y las condiciones de tu mañana, y la de la semana de más arriba y el año entrante, serán eternamente condicionados por los pensamientos y sentimientos que escojas abrigar de ahora en adelante.

En otras palabras, escoges tu vida; esto es, escoges todas a las condiciones de tu vida cuando escoges tus pensamientos sobre los cuales le permites a tu mente que permanezca. Esto quiere decir que puedes cambiar tu ambiente y dejar al mismo tiempo tu mente. Esta es la llave de la vida, si cambios tu mente tus condiciones tienen que cambiar también, tu cuerpo, tu trabajo, tus actividades, tu hogar, el tono de color de tu vida tiene que cambiar. “Somos transformados por la renovación de nuestro entendimiento” Romanos 12:2.

Entonces debemos entrenarnos a nosotros mismos a escoger el tema de nuestro pensar y escoger el estado de ánimo que le colorea. Si, podemos escoger nuestros estados de ánimo. Si no pudiéramos hacerlo no tendríamos control sobre nuestras vidas. No puedes estar sano, ni ser feliz, ni próspero, si tienes una mala disposición. Si eres malhumorado o áspero, cínico o deprimido, superior o atemorizado a medio morir. Si no estás determinado a comenzar ahora y seleccionar cuidadosamente durante todo el día la clase de pensamientos que vas a pensar, es mejor que pierdas toda esperanza de darle forma a tu vida en aquello que deseas que sea, porque esta es la única manera.

En pocas palabras si quieres hacer que tu vida sea feliz y valga la pena, que es lo que Dios desea que hagas, tiene que comenzar inmediatamente a entrenarte en el hábito de selección de pensamientos y control mental.  Mucha gente hace esfuerzos esporádicos por controlar sus pensamientos, pero al ser impactados del exterior, no hacen mucho progreso. Para lograrlo deberás formar un nuevo hábito.

Toma la resolución de dedicar una semana exclusivamente a la tarde de construir un nuevo habito de pensamiento y durante esa semana deja que todo lo demás en la vida no tenga importancia al lado de esto. Si lo haces, será la más significativa de toda tu vida. Sera un punto de giro para ti.

Durante siete días ni por un segundo te vas a permitir permanecer en ninguna clase de pensamiento que sea negativo. Tienes que observarte por toda una semana y bajo ninguna circunstancia permitirás que tu mente permanezca en ningún pensamiento que no sea de clase positiva, constructiva y optimista.  Pero los siete días serán enérgicos. El ayuno físico será cuestión de niños comparado con esto, la forma más agotado de gimnasia militar con marchas de treinta kilómetros será cosa suave comparada con esta tarea. Pero solo será una semana de tu vida y cambiará definitivamente todo para mejor. Por el resto de tu vida en la tierra y por toda la eternidad, las cosas serán completamente distintas.

No comiences a la ligera, prepárate por uno dos días para comenzar. Comienza y que la gracia de Dios sea contigo.  Pero deberán ser 7 días ininterrumpido de disciplina mental a in de hacer que la mente se enfile de una vez por todas.

Si tu partida es mala o solo lo haces bien durante dos o tres día, si te “caes” de la dieta, deberás dejar el plan por completo durante varios días y entonces comenzar de nuevo después de haber descansado. Donde quiera que se dé una caída debes abandonar completamente la dieta y comenzar otra vez o no funcionara.

Definamos pensamiento negativo, para que se entienda, es cualquier pensamiento de fracaso, engaño, desengaño, problema, envidia, critica, despecho, condenación, auto condenación, pensamiento de enfermedad, de accidente, en pocas palabras, cualquier clase de pensamiento limitante o pesimista, Cualquier pensamiento que no sea de carácter positivo o constructivo es negativo. Tu mente y cerebro trataran de engañarte, pero tu corazón te susurrara la verdad.

Otro factor a tomar en cuenta es que lo que se busca es no abrigar cosas negativas, que no te quedes con ellas.  Lo que importa no son los pensamientos que viene, sino que haces con ellos.  No importa lo que vengas, es que no los consientas o te quedes con él. Por supuesto que muchos vendrán durante el día, por cuenta por propia incluso, otros vendrán de otras personas, de una conversación, de una noticia, de la radio, etc. Sin embargo, esto no importa, siempre y cuando no te hagas participe de esto y no te quedes con ellas. Cuando este se presente lo que hay que hacer es rechazarlo, expulsarlo, sustitúyelo con otra cosa. Lo mejor es pensar en Dios. Estos no afectaran tu dieta, siempre y cuando no temas de ellos, creas o te sientas indignado o triste por ellos, pues esto le dará poder. Cuando alguien se acerque a ti hablando negativamente, no lo reprendas, no lo calles, solo no aceptes lo que dice y la dieta no será afectada.  No digas sermones, no te indignes, o sientas lastima, dale el pensamiento correcto y déjalo allí. Mejor si puedes evitar encontrarte con este tipo de personas y situaciones, pero no luches.

Es común que al iniciar una dieta se alboroten las dificultades, pareciera que todo empieza a ir mal, pero en realidad esto es buen signo, porque indica que las cosas se están moviendo. El secreto no está en negar que tu mundo se está sacudiendo en apariencias, sino en tomar la apariencia como una realidad. Mantén tu pensamiento positivo, optimista y bondadoso mientras que la imagen externa se sacude, si lo haces la gloriosa victoria estará en tus manos y tu vida cambiará radicalmente.  No le cuentes a nadie de tu dieta, que tu alma sea el lugar secreto. Si lo logras esperas unos días para que todo este asegurado y compártelo con alguien más si piensas que esto puede beneficiarle.

4 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

Manual Serie la Abundancia

¡Hola comunidad 11:11! 🌟 Esperamos que este mensaje les llegue cargado de buenas vibras. Este mes queremos compartir con todos ustedes una intención muy especial: ¡La Abundancia! 💫 Hemos creado un m

Comments


bottom of page