top of page

La Hermandad Blanca – Parte 1

Slide117

La Hermandad Blanca

Extracto del libro Uku Pacha, autor: Ricardo González

Primera parte

Se dice que el nombre sanscrito “shambala” significa “lugar de la paz, de la tranquilidad” denominación apropiada para la labor de sembrar la semilla de luz en el mundo. La hermandad blanca es la manifestación de la luz polarizando el planeta, inspirando a diversos hombres y mujeres del mundo a encender su propia antorcha interior. Los maestros estimulan al caminante a descubrir su real sentido y misión.

El establecimiento de la Hermandad Blanca en la tierra, ha transitado por tres etapas:

Etapa estelar: Que involucra la propia fundación de Shambala en el desierto de Gobi, la denominada “Isla Blanca”, como parte de una misión sagrada que atañe a la protección de la Historia humana y de su destino espiritual en el concierto de los mundos.

Etapa Mestiza: Supervivientes de reinos perdidos, como la Atlántida de Platón, habrían construido la segunda generación de maestros, llamados mestizos por ser fruto de la unión de razas cósmicas y humanas hace miles de años. Luego de la destrucción catástrofe conocida como diluvio universal, aquellos “Noes” se refugiaron con los archivos de su avanzada civilización, que no supo conciliar la tecnología con la ciencia del espíritu, generando su propia destrucción que, además desataría en el planeta entero una suerte de invierno nuclear debido al accidente cósmico que precipitaron.

Etapa Humana: Aquellos que han sabido escuchar el llamado de la Hermandad Blanca, empezaran a constituirse en sus mensajeros o emisarios de luz. Hoy, la humanidad está llamada a integrarse a la Magna Obra y modificar el futuro planetario sobre la base de la fuerza más poderosa del Universo: El Amor.

La Hermandad Blanca esta activa, iniciando a los caminantes en su mensaje. Los senderos conducen a sus Retiros Interiores, son variados y sutiles; sin embargo, ante los ojos del espíritu, se trata de un camino claramente definido y que solo puede ser transitado por un alma valiente que no tema vencerse a si misma.

Los Retiros Interiores de la Gran Hermandad Blanca se distribuyen en diferentes puntos del mundo, unidos todos por las fuerzas de la luz y al servicio de la humanidad.

Para citar solo algunos enclaves en América, ubiquémonos de sur a norte: Erks, Talampaya y la Ciudad de los Cesares, en Argentina; Aurora, en Uruguay; la Sierra del Roncador, Parauna en Goias, en el Brasil; el desierto de Atacama, en Chile; Lago Menor (Titicaca) y Tiahuanaco, en Bolivia; Paititi, Cusco, Marcahuasi y Hayumarca en Perú; la Cueva de los Tayos, Cajas y Llanganati en Ecuador, Guatavita y Tota en Colombia; Catatumbo, Caripe y Roraima en Venezuela; Ciudad Blanca, en Honduras; Palenque, la Zona del Silencio y el Valle de las Siete Luminarias en México; y por último, Monte Shasta, al Norte de  California en Estados Unidos.

Sin dudas otras regiones del planeta se encuentran palpitando más centros internos de la Hermandad Blanca, como Compostela y el Pico Sacro en España; los Pireneos y el Bugarach, en el sur de Francia; la Península del Sinaí, en Egipto; Potala, en el Tibet; el propio desierto de Gobi, en la Mongolia y amén de otras moradas sagradas.

Existen tres tipos de Retiros de la Hermandad Blanca…Continuará….

2 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page