top of page

La práctica de la belleza


“Belleza delante de mí, belleza detrás de mí, belleza a mi alrededor.” Estas palabras pertenecen a una oración navajo de gratitud y las pronuncia una persona que solo ve belleza en este mundo.

A lo largo de nuestras vidas, nos enfrentamos con las más inverosímiles personas y situaciones. Es a veces muy difícil aceptar que nunca terminamos de conocer a alguien o que cuando ya creíamos superada una etapa en nuestra evolución, nos encontremos de repente enfrentando lo mismo o una versión mejorada de esto. Sin embargo no debemos decepcionarnos o desalentarnos, pues podemos probarnos que realmente estamos por encima de las circunstancias reconociendo que lo que uno vez nos hirió, nos ha hecho más fuertes.

Aprendemos que todo dependerá de nuestro nivel de percepción y que en nosotros reside el poder de liberarnos de una vez por todas de las cargas, recargas y tensiones que nos intentan sujetar a un pasado doloroso. Así que propongo siempre recordar la práctica de la belleza para enfrentar los obstáculos que se colocan frente a nosotros.

“La práctica de la belleza consiste en percibir la hermosura incluso cuando existe fealdad. Por ejemplo, en lugar de pensar que nuestro compañero de trabajo es un quejica insoportable, podemos percibirlo desde el nivel del colibrí y reconocer que es un símbolo perfecto de nuestra necesidad de aprender cómo no personalizar la infelicidad de los otros. Cuando se acerque a nuestro cubículo para decirnos que nos hemos olvidado de un pequeño detalle en el informe, insistiendo que el documento es un desastre y que tenemos que reescribirlo, reconocemos que es nuestro maestro. Y aunque nuestras mentes siempre nos dirán, “menudo imbécil”, recordamos lo que se supone que debíamos aprender: no reaccionar de forma exagerada a la crítica, no ponerse a la defensiva, permanecer centrado en lugar de angustiarnos porque alguien se sienta furioso y que no deberíamos necesitar a un imbécil que nos lo enseñe. Entonces podemos sonreír y llenar ese momento con algo de belleza…y después de eso ¡podemos analizar por qué nos encontramos en la misma clase que los que son lentos para aprender! En lugar de buscar la fealdad y la pobreza, percibe la belleza que te rodea.

Pon flores en tu casa. Dile una palabra amable a un colega. Levántale el ánimo a un amigo. De modo que puedas percibir la belleza en cada situación y encuentra el regalo que te ha hecho el espíritu. Cuando intentas percibir la belleza que hay a tu alrededor ella te va a buscar y te va a encontrar incluso en los lugares más inesperados… y estarás en camino de convertirte en un héroe. En otras palabras, debemos percibir lo que es hermoso en los lugares más inesperados y llevarla hasta donde hay fealdad…. (Dr. Alberto Villoldo PHD . Las Cuatro Revelaciones.)

Proponte llenar tu vida de belleza, sembrar y cultivar las flores de tu jardín, vivir un estilo 11:11.

¡Shanti!

MiliZen

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page