top of page

Magos negros… el poder de la palabra.

image573bbb58bc1218.30055906

Al leer este título, muchos pensamientos vienen a nuestra mente, generalmente nos imaginamos a una hombre o mujer con pelo desgreñado, uñas largas y sucias, con una prominente nariz con verruga, es probable que amenicemos aún más la imagen, visualizando una pequeña cabaña en medio del oscuro bosque, mientras el gélido aire de la noche nos pone la piel de gallina… Sin embargo en esta ocasión me refiero al Mago Negro de ciudad. Aunque parezca increíble, cada uno de nosotros inconsciente o conscientemente va por la vida perfeccionando al máximo la magia negra. ¿Y cómo lo hacemos?, pues con nuestras palabras.

Don Miguel Ruíz en su libro Los Cuatro Acuerdos, explica de manera muy sencilla el efecto que nuestras palabras tienen en nosotros y en los demás…. “Los chismes son magia negra de la peor  clase, porque son puro veneno. Aprendimos a contar chismes por acuerdo. De niños, escuchábamos a los adultos que nos rodeaban chismorrear sin parar y expresar abiertamente su opinión sobre otras personas. Incluso opinaban sobre gente a la que no conocían. Mediante esas opiniones transferían su veneno emocional y nosotros aprendimos que esta era la manera normal de comunicarse. Contar chismes se ha convertido en la principal forma de comunicación en la sociedad humana. Es la manera que utilizamos para sentirnos cerca de otras personas, porque ver que alguien se siente tan mal como nosotros, nos hace sentí mejor….Si aceptas esa opinión, se convierte en un acuerdo, y entonces tu mismo pones todo tu poder en esa opinión, que se convierte en la magia negra. Los hechizos de este tipo son difíciles de romper. La única manera de deshacer un hechizo es llegar a un nuevo acuerdo que se base en la verdad. La verdad es el aspecto más importante del hecho de ser impecable con tus palabras. La espada tiene dos filos: en uno están las mentiras que crean la magia negra y en el otro, está la verdad que tiene el poder de deshacer los hechizos. Solo la  verdad nos hará libres…Cuando eres impecable con  tus palabras, tu mente deja de ser un campo fértil para las palabras que surgen de la magia negra, pero si lo es para las que surgen del amor….”

Nuestras palabras son tan poderosas, más aun cuando vienen cargadas de emoción, que abrimos una brecha inimaginable para atraer a nosotros y a los demás, sean estos nuestros seres queridos o no, todo tipo de desgracias, pesares, miedo y estancamiento.  Pues cuando damos nuestras opinión o queremos cambiar el punto de vista de otra persona, lo hacemos desde el ego, desde nuestro punto de vista, como una Gran Cobra vamos esparciendo el veneno y hay personas que llegan a hacer de esta práctica algo tan natural en su vida, que ni siquiera se dan cuenta de que lastiman enormemente a quienes le rodean. Están tan sumergidos en su papel de víctima, victimario o salvador, que llegan a pensar que el fin justifica los medios.

Hermanos, hermanas, seamos impecables con nuestras palabras, no permitamos que nuestra mente y corazón se convierta en un campo fértil para el odio, el resentimiento, la envidia y sobre todo, no queramos imponer a los demás nuestras opiniones y sueños. Cada uno es dueño de su destino, cada uno está viviendo la experiencia que le corresponde para crecer y evolucionar. Sí, es válido equivocarse, es válido empezar de nuevo, la vida no es una competencia de quien llega primero, la  vida es un camino hermoso, que se va haciendo con nuestros pasos, y de cada uno depende, si lo quiere adornar  con flores o con espinas.

Vive y deja que los demás lo hagan, suelta el control, no quieras acomodar la vida de los demás de acuerdo a tus creencias limitantes, disfrazando tus miedos con el velo del amigo que se preocupa, la madre o padre que solo quiere lo mejor para ti, el esposo que solo quiere protegerte, el hermano que solo lo hace por tu bien. Basta de querer controlar hasta los pensamientos de nuestros seres queridos. Es tiempo de que entendamos que ninguna sociedad o persona tiene el derecho de vivir por ti. El camino de vuelta a casa, el  camino de la evolución consciente, es un camino solitario, pues nadie puede ganar méritos, adquirir experiencia, ni evolucionar por ti. Recordemos que Gran Espíritu se experimenta a través de cada uno de nosotros.

Ya no seamos Magos Negros, disfrazados de mansos corderos. Usemos la Magia Blanca en nosotros y nuestros seres queridos. Amate, se feliz, vive en la alegría y reconoce el gran valor que tienes como Ser Humano. Recuerda que eres un Sol en la Tierra, hecho a imagen y semejanza de nuestro Padre  Creador. Que tus palabras sean el más dulce néctar y prepárate a experimentar grandes cambios en tu vida. Veras como esta nueva energía impacta positivamente en quienes te rodean y en el mundo.

¡Om Shanti!

MiliZen – www.taller1111.net

1 visualización0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

Commenti


bottom of page