top of page

Viviendo en la Plenitud del Aquí y Ahora



En el silencio del presente, en el latir del corazón, yace el universo entero. En este espacio atemporal, donde pasado y futuro se desvanecen, se encuentra la esencia de nuestra verdadera existencia.


El tiempo, esa corriente que fluye incesantemente, a menudo nos arrastra hacia el remolino de los recuerdos o nos lanza hacia la incertidumbre del mañana. Sin embargo, en la profundidad del presente, descubrimos que el tiempo es una ilusión, una danza eterna que se despliega en cada momento. Aquí y ahora, somos libres de ser quienes somos, sin los grilletes de lo que fue o lo que será.


En el corazón del presente, el silencio es una sinfonía que canta el alma. Es un espacio sagrado donde el ruido del mundo se desvanece y podemos escuchar la voz suave y sabia de nuestro ser interior. En este silencio, encontramos respuestas a preguntas que nunca nos atrevimos a formular. Aquí, el alma se desnuda y se revela en toda su belleza.


En el presente, somos los arquitectos de nuestros sueños. Cada elección, cada pensamiento, cada respiración, teje el tapiz de nuestro destino. Al estar plenamente presentes en cada momento, podemos ser conscientes de las oportunidades que se nos presentan y tomar decisiones desde un lugar de autenticidad y sabiduría. En este ahora, creamos el futuro que anhelamos.


La atención plena es la varita mágica que transforma cada instante en una experiencia trascendente. Es la práctica de estar completamente presente, de dedicar toda nuestra atención a lo que estamos haciendo, sea cual sea la actividad. Desde una simple respiración hasta el acto de comer, la atención plena nos conecta con la profundidad y la riqueza del momento presente.


La presencia es el regalo más preciado que podemos ofrecer a nosotros mismos y a los demás. Cuando estamos verdaderamente presentes, creamos un espacio de apertura y amor que trasciende las palabras. Nos convertimos en faros de luz que iluminan el camino de aquellos que nos rodean.


Así que te invito, querido lector, a sumergirte en el océano del presente. Deja que cada respiración te ancle en el ahora. Siente el pulso de la vida en cada latido de tu corazón. Abraza la plenitud que se encuentra en este momento, en este lugar. Descubre la vastedad de tu ser en el silencio del ahora.


Que esta jornada espiritual te guíe hacia una vida vivida en la plenitud del Aquí y Ahora. Que cada paso que des, cada palabra que pronuncies, sea una celebración de la maravilla que es existir en este momento eterno. Que encuentres la paz, la alegría y la inspiración en la profundidad del presente.

26 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page