top of page

Memorias de Lemuria – Parte 2

.

Slide080

Memorias de Lemuria Kayona y los Dioses de Mu, Autor: Ricardo González Segunda Parte

De acuerdo a los primeros mensajes de los Guías, en nuestro planeta se desarrollaron cinco humanidades: Humanidad Antártica: No era el hombre propiamente dicho, sino bases extraterrestres que se establecieron en la Antártida con el objeto de sembrar “patrones de vida”. Inicialmente, colaboraron en cambiar la química del planeta para que el proyecto sea viable: transformaron los mares ácidos en alcalinos. Luego depositaron moléculas auto-replicantes con “información genética” de las antiguas especies extraterrestres de Orión. Lo hicieron así para que en los genes del ser humano se mezclara ese patrón que nos pondría a prueba. Un segmento de los sistemas planetarios de Orión representaba la tecnología, la exploración espacial y la conflagración bélica. Curiosamente las tendencias que tiene el ser humano actual. El plan estriba en modificar esas tendencias por “influencia genética remota” a través de un camino de vida diferente al que transitaron los extraterrestres. A esta “agenda “se le conoce como Plan Cósmico.

Humanidad Hiperbárica: Posteriormente a todo ello, un grupo de seres extraterrestres de la categoría de Guardianes y Vigilantes, se establecieron en la parte norte de Europa y Groenlandia como base de observación y protección de la Tierra. Estuvieron en nuestro mundo hasta el impacto que puso en jaque a los dinosaurios, hace unos 65 millones de años. Humanidad de Lemuria: La aparición del hombre. Creemos que en fechas mucho más antiguas de lo que ciencia estima. Su más amplio desarrollo, según los extraterrestres, llego entre el año 100,000 y 80,000 a.c.

Humanidad de Atlántida: De acuerdo a los Guías, hubo un episodio de hibridación entre mujeres Lemurianas y seres extraterrestres antropomorfos que visitaron la Tierra. D esta unión, descrita por muchos libros religiosos de antiguo-entre ellos la propia Biblia-surgieron hijos mestizos gigantes. Aquellos hijos fueron emplazados en un grupo de diez islas del Atlántico. Empero, su herencia “extraterrestre” les volvió muy poderosos, guerreros y colonizadores. Finalmente, todo ello les cegó y no vieron su inminente destrucción. Esa civilización fue “borrada” de la faz del planeta en un solo día, como afirmaba Platón. Esto ocurrió hace unos 12,500 años. Eran, también, los tiempos de Mu en el océano Pacifico.

Los sobrevivientes de Atlántida y Mu que habían mantenido su compromiso con la luz, huyeron con los “anales históricos” de su cultura y la protegieron en el mundo subterráneo. La humanidad actual (los hijos de Mu): Tiempo después de la caída de Atlántida, el planeta se empezó a recuperar de la catástrofe. Fue aquí que llego una fuerza extra planetaria de luz para fundar en el desierto de Gobi Shambala, la capital de la ciudad intraterrena de Agartha. Aquellos mentores transmitirán su conocimiento a los supervivientes del “diluvio”. Muchos de esos supervivientes, eran gigantes, debido a la hibridación de mujeres Lemurianas con seres extraterrestres. La tierra no estaba tan poblada en aquellos tiempos, pero se estima que perecieron millones de esos híbridos durante la catástrofe del diluvio. El apócrifo de Baruch describe la muerte de mas de 4 millones de gigantes. Estamos hablando de lo que ocurrió en la Atlántida. En el resto del mundo, perecieron otras razas y civilizaciones.

Tantos seres del cosmos como descendientes de los “Salvados” del cataclismo, fueron los legendarios “ dioses” o “ héroes” que surgieron en los primeros tiempos de Sumeria, Egipto, India, México o Perú. Tal y como lo aprendieron los hombres de Mu, discípulos de Lemuria, la patria de los símbolos, el poder del verbo y la unión consciente con la naturaleza, el hombre actual deberá despertar el recuerdo y enrumbar su relación con la Madre. No en vano algunos esoteristas que conocer la historia de Lemuria, la llaman en quechua, “ Hatun Pachamama”: La Madre y Origen.

38 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

Comments


bottom of page